Blog

Alimentación orgánica, ¿lo más seguro para nuestra salud?

spot_alimentacion organica

Disruptores endocrinos.
Sustancias químicas en los alimentos que alteran nuestro sistema hormonal.

La Fundación Vivo Sano publica una guía para el consumidor (http://bit.ly/Sza2n5) sobre disruptores endocrinos, sustancias químicas que alteran nuestro sistema hormonal y que pueden provocar problemas de fertilidad, daños cerebrales, cáncer, obesidad o diabetes. Un reciente estudio ha encontrado hasta más de 30 sustancias peligrosas en alimentos como las lechugas, los tomates, los pepinos, las manzanas, el puerro, los melocotones, las fresas, las peras, las uvas o los pimientos.

Así se desprende de un análisis realizado por Pesticide Action Network Europe (PAN Europe) sobre datos de la European Food Safety Authority (EFSA), la autoridad europea de seguridad alimentaria. La Fundación Vivo Sano (www.vivosano.org) colabora en España con la campaña informativa que PAN Europe ha puesto en marcha a nivel europeo para concienciar a los ciudadanos y explicar cómo reducir la exposición a estas sustancias. Parte de esta campaña es la publicación de una guía para el consumidor que puede consultarse en http://bit.ly/Sza2n5.

“Aunque las sustancias que se han encontrado están bajo los límites legales, el consumidor debe saber que estos valores no tienen en cuenta sus efectos acumulativos ni el resultado de la combinación de todas ellas. Cada elemento es estudiado de manera individual y puntual y esto no se corresponde con la realidad”, asegura Alfredo Suárez, director de la Fundación Vivo Sano.

Asimismo, los expertos también han insistido en la conveniencia de optar por productos orgánicos siempre que sea posible.
La Fundación Vivo Sano ha publicado en Internet una guía para el consumidor donde se detalla qué alimentos contienen más disruptores endocrinos y cuáles de estas sustancias pueden encontrarse en cada alimento. A la cabeza de la lista de alimentos contaminados están, por este orden, la lechuga, los tomates,

No obstante, la Comisión Europea tiene previsto resolver esta situación para diciembre de 2013.

Nuestra vida depende en gran medida de que nuestra alimentación sea la adecuada para responder a las necesidades de nuestro organismo.
La alimentación proporciona energía para el movimiento y materia para la construcción del organismo y para ello son indispensables los nutrientes.
Es importante tener en cuenta que no todo lo que comemos tiene valor nutricional.

Una buena alimentación debe:

1. Contener todos los nutrientes necesarios (macro y micro).
2. Esos nutrientes deben consumirse en cantidades/proporciones necesarias y equilibradas.
3. Debe ser poco tóxica ya que el procesamiento orgánico de todos los alimentos genera residuos y toxinas que, de no poder ser eliminadas convenientemente (por fallo interno o por ser demasiado “pesadas”), son la causa de numerosas enfermedades.

Y serán productos orgánicos aquellos que se obtienen de sistemas productivos sustentables.
Esto se logra mediante:
•el uso racional de los recursos naturales
•la no utilización de productos de síntesis química
•el incremento y/o mantenimiento de la fertilidad
•el incremento y/o mantenimiento de la biodiversidad
•el respaldo por medio de registros que avalen el manejo aplicado.

Un producto orgánico debe poseer identidad e integridad.
Se sostiene que los sistemas de producción de la agricultura orgánica deben obtener naturalmente de las rotaciones de los cultivos, de los residuos de cultivo del abono mineral, del abono verde, de las leguminosas, de minerales de roca, del laboreo mecanizado, del control biológico de pestes y reciclajes de deshechos, los elementos necesarios para poder realizar el control de malezas, pestes y mantener el suelo productivo y cultivable, aportando los nutrientes para el buen crecimiento de las plantas.

La agricultura orgánica es un estilo o un sistema de producción que formulado con base agroecológica evita usar productos que afecten al equilibrio del ecosistema silvoagropecuario, empleando para ello técnicas que incorporen las características específicas del medio rural y que, a su vez, estén de acuerdo con la realidad socioeconómica y cultural, con el objeto de hacer uso racional de los recursos renovables que derive en la obtención de una producción sostenida en el largo plazo y con un alto valor biológico para la salud humana .

Fuentes:
Eco-nutrición Humana
Ecoticias.com
Veterinarios sin Fronteras
Vivosano.org

 

Follow

Get every new post on this blog delivered to your Inbox.

Join other followers: