Blog

Baila a tu Son

spot_Baila a tu Son

Sientes el hueco de tus oídos.
El pitido, el eco del vacio en tí.
Tumbada en la cama te das cuenta que necesitas del ruido embriagador que hipnotice.
Del murmullo de la gente para no estar ahí.
Y comienzas a sentirte, a preguntarte.
¿Quién serías tú sin nadie?
Si no fueras amiga, nieta, hermana o madre.
Qué serías tú…
Y, me respondo: no lo sé,
no lo sé…
y no puedo con el dolor.

Me levanto y me miro en el espejo.
Reconozco esa cara,
esos gestos…pero no soy yo.
Me acerco y le pregunto quién es.
No contesta.
Sólo veo sus ojos.
Me atrapan, me miran impasivos y me atraviesan.
Me arrastran al fondo desde el que me hablan y penetro atemorizada.
Está todo oscuro, negro.
¿Qué es esto?
Pero se siente familiar.
El eco, el pitido… No puede ser otro lugar.
Ya son muchos años, demasiados para no haber nadado en mi propio enigma.
Así que, me siento en la oscuridad y espero.
Escucho mi música. Me delieto.
Y los ojos entonces aprovechan para acercarse y me susurran,
tranquila, vamos, no tengas miedo,
levanta y baila a tu son, dulce y suave.
Desnuda.
Simplemente, baila.
Simplemente, escucha.
Y pronto, muy pronto, sin quererlo, te amarás.

Airún M.

 

Follow

Get every new post on this blog delivered to your Inbox.

Join other followers: