Blog

Considera el cuerpo como algo ilimitado

algo ilimitado

Cierra los ojos e imagina que tu cabeza se ha vuelto infinita. Ahora no tiene límites. Sigue y sigue hasta que no quedan límites. Tu cabeza se ha convertido en la totalidad del cosmos, no tiene límites. Si puedes imaginártelo, los pensamientos se detendrán súbitamente. Si puedes imaginar que tu cabeza es infinita, no habrá pensamientos. Los pensamientos sólo pueden existir en una mente muy estrecha. Entre más estrecha sea, mejor será para pensar. Entre más grande sea la mente, más pequeños serán los pensamientos, y cuando la mente se vuelve un espacio total, no queda ningún pensamiento.

Inténtalo. Y estará bien que lo intentes a partir de la cabeza, porque ésa es la base de toda enfermedad. Cierra tus ojos estírate en el suelo o siéntate en una silla y relájate. Mira solamente dentro de la cabeza. Siente las paredes de la cabeza ampliándose, expandiéndose. Si sientes que será muy estremecedor, entonces inténtalo pero más lentamente. Piensa primero que tu cabeza ha empezado a ocupar toda la habitación. Sentirás en efecto tu piel tocando los muros. Sentirás la frescura de los muros que tu piel está tocando. Sentirás la presión.

Sigue moviéndote. Tu cabeza ha traspasado. Ahora la casa está dentro de tu cabeza, luego todo el pueblo se ha metido en tu cabeza. Sigue expandiéndote. En unos tres meses, poco a poco, puedes llegar al punto en el que el sol se levanta en tu cabeza, empieza a moverse en tu cabeza. Tu cabeza se ha vuelto infinita. Esto te dará una libertad profunda que nunca has conocido antes. Y toda la miseria que pertenece a esta mente estrecha desaparecerá. En un estado así, los videntes de los Upanishads podrían decir: ”aham brahmasmi” , “Yo soy lo Divino, soy lo Absoluto”

Osho: tomado de,The Book of Secrets

 

Follow

Get every new post on this blog delivered to your Inbox.

Join other followers: