Blog

Dejarse inmovilizar por el pasado

pasado

Muchas personas dicen que no pueden disfrutar del día de hoy a causa de algo que sucedió en el pasado.

Como antes no hicieron algo, o no lo hicieron de cierta manera, no pueden vivir plenamente el ahora.

Como ya no tienen algo que tuvieron, no pueden disfrutar del presente.

Porque en el pasado alguien los hirió, ahora no quieren aceptar el amor.

Como una vez que se comportaron de cierta manera les sucedió algo desagradable, están seguros de que volverá a sucederles si actúan de ese modo.

Porque una vez hicieron algo de lo cual se arrepienten, se consideran para siempre malas personas.

Alguien les hizo una mala pasada en una ocasión, y ahora están seguros de que su vida no es lo que ellos quisieran por culpa de aquella persona.

Porque en el pasado una situación los indignó, ahora se aferran virtuosamente a aquella indignación.

Debido a alguna antigua experiencia en la que se sintieron maltratados, jamás han querido perdonar ni olvidar.

Lo que muchas veces nos negamos a reconocer es que aferrarnos al pasado sólo sirve para hacernos daño.

El pasado pasó, pertenece al ayer y no es posible cambiarlo. Solamente podemos vivir el presente y pensar en cómo queremos nuestro futuro.

El pensador Phill Bosmans aconsejaba, en caso de sentarse en el camino, ponerse de espaldas a lo andado y de frente a lo que queda por andar.

Cuando nos regodeamos o nos quejamos del pasado lo hacemos presente, y nos estamos perdiendo la verdadera vivencia de este momento.

Autora: Louise Hay. Adaptado por Esther Azón Fernández (EAF)-Redacción CPM

 

Follow

Get every new post on this blog delivered to your Inbox.

Join other followers: