Blog

El miedo achica, el coraje agranda

El miedo achica

La única manera de vencer el miedo es ir allí donde el nos dice que no.
Esto se logra sólo con coraje, fuerza y corazón.

El miedo se mueve como la propia sombra.
A veces, vivimos con tanto entusiasmo, ganas,
optimismo, que lo dejamos atrás, pero al rato,
quizás por cansancio, el miedo se nos adelante,
se nos hace dudas y ahí está… enorme.
Con el miedo no se puede pero sin el miedo
tampoco.
Hay que aprender a negociar con él.
El miedo es nosotros mismos, cuánto es lo que
queremos movernos.
Esa será la medida de nuestro miedo.
Pero una advertencia.
Podemos decidir no movernos, igual el miedo
estará allí, tapándonos el sol.
Hay una sola manera de ganarle al miedo
“Ir allí, donde él nos dice que no”.
Me gustan los miedos, ¿saben por qué?
Porque me tienen guardado un premio, si me
decido a empujarlos un poco, se achican ese
poco, y ahí, siempre, siempre encuentro algo.

Coraje es gran corazón, demasiado corazón
para no dejar que el otro me achique.
Coraje es dejar que el corazón decida, que no importa qué,
quiere más, va por más.
Coraje es moverse hacia el otro, ese que retumba, grita,
amenaza a nuestro corazón.
Coraje es pedirle a nuestro corazón más fuerza, más
palpitaciones, más estruendo, que lo calle al otro.
Coraje es corazón, es yo mismo, es no me importa o me importa
pero igual sigo.
Coraje es creer en el propio corazón.

Luis Jait
Fragmento de su libro Miedo Coraje Voluntad Ganas

Publicado en animalespiritual.com

 

Follow

Get every new post on this blog delivered to your Inbox.

Join other followers: