Blog

Eres Mariposa

spot_mariposa

No, no es el alma lo que nos pesa cuando sentimos que el corazón arde, que la vida nos sobrepasa.
Es la tiranía de la mente, la limitación creida del cuerpo no entendido.

Porque el alma vuela entre todo ello aunque no la sintamos.
Somos libres sin muchas veces dejarnos. Sin muchas veces esperarlo.
Vicente Gallego, amigo, poeta y alma universal, ha querido compartir con la Piedra parte del libro en el que ahora está inmerso: “Estrechando el cuerpo de la realidad”.

Queremos agradecer su inmensa generosidad, porque como dice él, no puede más que compartir aquello que le ha sido dado.

Por tanto, nosotros, no seremos más que meros intermediarios de su libertad, de su sabiduría, de su generosidad; quizá nos sirva para ver un poquito más allá y tomar como ejemplo.

“Y ahora, para abrir un breve paréntesis que alivie un poco de tanta acumulación de conceptos a nuestro paciente lector, nos fijaremos un momento en esta mariposa, en esta misma, ¿la veis, veis el tremendo misterio cristalino de las alas? ¿Está revoloteando despreocupadamente en un mundo exterior a vuestro propio ser, un mundo al que creéis asomaros a través de esos orificios que flanquean el cráneo; o está más bien recortando sus cabriolas, su chispeo iridiscente, en el seno sin exterioridad del ser, de la conciencia una? ¿Qué oímos, alguien dice que no la ve? ¿Cómo podría eso ocurrir cuando nosotros la estamos viendo tan claramente aquí y ahora? Nuestra mesa de escritorio da al monte, acaba de entrar por la ventana universal del ver. Quien no encuentra sus alas, jamás vio una mariposa; quien no vio una mariposa, no tuvo corazón. Nada puede perderse donde nada hubo vivo; nada puede ganarse donde la vida no hace partes y descartes. Volando está la mariposa de la plenitud; no hay más que abrir los ojos para verla, y aunque acaso os pareciese tenerlos cerrados todavía, mirad, mirad, la mariposa vuela.”

Vicente Gallego

 

Follow

Get every new post on this blog delivered to your Inbox.

Join other followers: