Blog

Hay un centro inmutable

spot_centro inmutable

Piensa en como cambia tu estado anímico a lo largo de los días. Si te dan una buena noticia estás unos días que te sales, si en cambio tienes un problema apremiante, tu estado de ánimo se ensombrece.

Observa a la gente con la que te relacionas. Todos tienen lo que podríamos llamar su “foco primario de atención de la semana“. Me han despedido así que esta semana cobrará más importancia para mi todo aquello que tenga que ver con ese hecho. Se me ha averiado el coche así que pasaré unos días pensando en eso y en lo que me costará arreglarlo, tanto en dinero, como en molestias. Un amigo ha tenido un problema con su pareja y estoy unos días pensando en lo impredecible que puede ser el mundo de las relaciones. Una multinacional acaba de hacer una oferta para comprar la empresa en la que trabajo, y me paso varios días dándole vueltas a la posibilidad de que mi puesto de trabajo peligre. Un chequeo médico indica que mi nivel de colesterol no es correcto y los próximos días pensaré en ello más de una vez.

Las semanas pasan y con ellas el foco primario de atención cambia… Es como si se desplazara de un tipo de emoción a otro. Ahora estoy mejor que la semana pasada, o peor, o diferente. Más preocupado, menos preocupado. Frustrado o animado. Eufórico o triste… Mis emociones, mis sentimientos, mis pasiones cambian en función de como vivo lo que vivo.

Estas variaciones en tus estados emocionales son como los acentos de tu vida, como las entonaciones de tus vivencias, algo así como las especies con las que sazonas tu día a día.

No obstante, creo que hay un centro inmutable… Un punto que permanece, que no es afectado por estos cambios emocionales.

Si me identifico con el actor que sufre los azares de la vida entonces me siento de una manera o de otra. Si lo que enfrento es agradable me siento bien, si por el contrario es penoso, me siento mal. Estoy más o menos feliz, o más o menos triste, en función de elementos externos con los que me cruzo, y en función también de mi habilidad para afrontar estos elementos o para interpretarlos.

Desde este punto de vista soy el que da significado a lo que está viviendo. Los acontecimientos son neutros y yo los etiqueto. Me despiden y yo digo que es una oportunidad para montar mi propio negocio. El coche se avería y yo lo veo como una oportunidad para cambiar de vehículo. Me dan un ascenso en la empresa y yo lo veo como un problema porque me quitará tiempo para estar con mi familia…

Yo digo que hay un centro inmutable. Un punto que no cambia pase lo que pase, viva lo que viva, afronte lo que afronte. Un centro que es inmune a los acontecimientos, que está a salvo de los cambios emocionales, que no se ve afectado por mi estado anímico…

Imagina que eres el mar… si pones tu foco de atención en la superficie y hay viento, oscilarás con las olas, subirás, bajarás, volverás a subir y a bajar… pero si permaneces en el fondo de las aguas estarás a salvo del viento y de estas oscilaciones.

Yo digo que eres el mar. Que puedes dejarte arrastrar por el viento solamente si decides vivir en la superficie, pero que puedes encontrar ese centro inmutable que permanece a salvo de cambios.

Los acontecimientos negativos no te afectan, y los positivos tampoco. Ya no los juzgas, ya no los etiquetas, ya no los comparas. Dejas de evaluarlos como buenos o como malos. Simplemente observas que estos cambios emocionales, estos sentimientos y estas pasiones son como tormentas en tu mente. Si permaneces en tu centro la tempestad terminará pasando.

Si me identifico con lo que estoy vivendo mi vida es una tragicomedia: hoy estoy tan feliz, pero ayer era tan desgraciado, ¿y mañana? ¿Qué me pasará y cómo me hará sentir?

Si moras en tu centro observarás como las emociones van y vienen, pero no te dejarás atrapar por ellas. Tú no eres ellas. Tú no eres ese estado emocional. Tú observas esos cambios en la superficie del mar y dejas que sean, que pasen y que terminen.

vC
Publicado por Vicens Castellano.

 

Follow

Get every new post on this blog delivered to your Inbox.

Join other followers: