Blog

La gran mentira

spot_la gran mentira

Hoy en día estamos viviendo en una gran mentira, si, no tenemos más palabras que decirlas de esta forma, nos están condenando a un complejo mundo superfluo, donde la mediocridad se convierte en un modo de vida.

Nos están condenando a no pensar por nosotros mismos y a ver el lado oscuro de todas las cosas, perdemos la esperanza, la identidad, la confianza en nuestro propio poder y capacidad de desarrollarnos, lo más cómodo es echar la culpa al sistema de la mayor cantidad de desgracias que afrontemos, sin embargo, no es así, ¿Qué tanto asumimos las responsabilidades de nuestras decisiones?.

Cambiar un contexto parte de una decisión personal, de una reflexión individual y en hacernos responsables de nuestras propias decisiones. Ser personas apáticas y sin esperanza, nos convierte en seres manipulables, que seguiremos eternamente los designios de alguna moda sin tener la posibilidad de pensar por nosotros mismos.

Cada uno de nosotros, contienen un gran poder transformador en su entorno, con sólo un gesto o alguna actitud, podemos cambiar muchas cosas, así también movilizar recursos para mejorar significativamente los acontecimientos. No te dejes influenciar por la GRAN MENTIRA, mientras más leas y te informes de lo malo que es el mundo, sencillamente lo será porque ese discurso estará entrando a tu cerebro y te irá enfermando y consumiendo, como la metástasis afecta al cuerpo.

Recuerda que en primera instancia la única persona con la que cuentas ERES TU MISMO, NADIE VA A PENSAR POR TI, si dejas que eso discursos enfermos y descorazonadores influyan en ti, empezamos mal. Revisa testimonios de personas que se han desarrollado, observa, que por lo general, no se han dejado influenciar por lo que otros le digan.

Crea tu propio discurso, lee todo lo que llegue a tus manos pero no dejes que te carcoman los temas negativos, es como la alimentación, tu sabes concientemente que alimentos te benefician y cuales no, sabes que determinadas comidas favorecen tu organismo y otros no, sin embargo, consumes cosas que pueden dañarte, lo mismo es con lo que lees y escuchas, hay mensajes que te van a alimentar, te van a nutrir y desarrollar y otros que sencillamente son como agua de cloaca, tan nefastos que te dejarán totalmente dañado.

Fuente del texto ExitoyDesarrolloPesonal.com

 

Follow

Get every new post on this blog delivered to your Inbox.

Join other followers: