Blog

Las Virtudes de la Humildad

ttt

La humildad es en ocasiones menospreciada y considerada una debilidad. El orgullo, sin embargo, es una exageración narcisista del yo, cierra la puerta al desarrollo personal ya que, para ser capaces de aprender, debemos reconocer primero que no sabemos. La humildad es una cualidad olvidada por el mundo contemporáneo, el teatro de las apariencias. Las revistas están constantemente dando consejos acerca de como “reafirmarte”, “causar una buena impresión”, “ser hermosa”, etc en lugar de simplemente ser. Esta obsesión por una imagen favorable, una que queremos presentar de tal manera que ya no necesitemos preguntarnos acerca de la insosteniblidad de las apariencias y que solo importa como aparecer de manera más positiva. Sin embargo, como escribió La Rochefoucauld, “Deberíamos ganar más al permitir que el mundo viera lo que somos más que aparentar lo que nos somos”.

La mayoría de la gente asocia la humildad con una falta de auto estima y falta de confianza en las habilidades de uno mismo, esto cuando no lo asocian con un complejo de inferioridad. No reconocen los beneficios de la humildad ya que “la auto importancia es el privilegio de los tontos”, la humildad es la virtud de aquel que ha hecho un recuento de todo aquello que le queda por aprender y el camino que habrá de recorrer. Las personas humildes no son personas hermosas e inteligentes que se enorgullecen por constantemente auto convencerse de que son feas y estúpidas; son personas que no dan mucho importancia a su ego. No creen que son el centro del universo, son capaces de ser más abiertos que los demás y están especialmente conscientes de la interconexión entre todos los seres.

Matthieu Ricard

 

Follow

Get every new post on this blog delivered to your Inbox.

Join other followers: