Blog

Para sentirse vivo, hay que morir a veces

sentirse vivo

Para sentirse vivo
hay que morir a veces,
y dejar que los ojos
se abran en el sueño.

Caminar en penumbras
con los pies por el cielo,
desdibujando nubes
y creando senderos.

Esconderse en el rayo
arropado de lluvia,
que la piel se te erice
por el soplido aliento.

Besar en un instante
con el alma a otro cuerpo
y abrazar a una estrella
aunque te queme el pecho.

Tal vez ser absorbido
como vapor subiendo
y acariciar la luna
ya convertido en viento.

Cruzar como un cometa
atravesando el tiempo
y burlar al espacio
convertido en acento.

Bañarse de mareas,
mecerse en una ola,
volverse omnipresente
y así leer las mentes.

Recorrer los secretos,
incitar a las ansias,
y hacer del que está triste
un concierto de calma.

Envolverse entre células,
sumergirse en la sangre,
y correr por las venas
y en todo uno impregnarse.

Volverse una idea,
un febril pensamiento,
vivir en la memoria…
convertido en recuerdo.

Aneudis Pérez (Seudónimo)
Publicado en poemas-del-alma.com

 

Follow

Get every new post on this blog delivered to your Inbox.

Join other followers: