Blog

Siete trucos fáciles para ahorrar energía en casa

spot_ahorro

Desde el 1 de junio, comprar o alquilar una casa se parece bastante a adquirir una nevera. Los consumidores ya tenemos derecho a recibir un certificado energético de nuestra vivienda que indica su grado de eficiencia (A, el mejor; G, el menos eficiente).

Pero, si esa no es nuestra situación actual, ¿cómo podemos ahorrar energía de forma sencilla desde este mismo momento? En Somos Triodos recogemos algunos consejos prácticos:

1.Apagar los standby = eliminar un electrodoméstico
Si dejamos los aparatos eléctricos en modo de espera (con la lucecita roja de standby encendida) gastaremos al año 231 kWh, casi lo mismo que con un lavavajillas (246 kW) y más que con un ordenador (172 kWh), según datos del IDAE y Eurostat.

2. Colocar bien el aparato que más gasta
La nevera, encendida las 24 horas, es el electrodoméstico con mayor consumo de energía. Para reducirlo hasta en un 15 %, el Instituto Catalán de la Energía recomienda dejar espacio libre en su parte posterior, para que circule el aire, y situar el frigorífico en un lugar donde no le dé el sol directamente ni pueda alcanzarle el calor del horno.

3. Lavar en frío ahorra el 90 %
Calentar el agua supone hasta un 90 % de la energía que utiliza una lavadora. De esta manera, utilizar programas de baja temperatura o lavado en frío disminuye de forma muy significativa el consumo.

4. Lavavajillas siempre lleno
Asegurarse de que el lavavajillas está lleno es la condición básica para hacer un uso energéticamente eficiente de este electrodoméstico. Facilitará este hábito contar con un aparato de tamaño adaptado a nuestras necesidades.

5. No abrir el horno mientras cocinamos
Hacerlo comporta perder como mínimo un 20 % de la energía acumulada en su interior, por lo que es aconsejable evitarlo mientras cocinamos a menos que sea imprescindible. Mejor mirar cómo va el guiso a través del cristal.

6. Climatización, la mínima posible
La calefacción y el aire acondicionado suman el 16 % del gasto de energía en un hogar, lo que nos da una idea de la necesidad de optar por vestirnos de la forma más acorde a la época del año para reducir el gasto y su impacto medioambiental.

7. Lámparas de ahorro: un 80 % menos de gasto en luz
Es el porcentaje de ahorro que podemos conseguir cambiando bombillas tradicionales por otras de bajo consumo o tipo led. Aunque resulten más caras, suponen un ahorro importante en la factura de la luz. Otras medidas complementarias, como pintar techos y paredes con colores claros también nos permitirán reducir el uso de luz artificial.

Se dice que la mejor energía es la que no se consume.

Fuente del texto somostriodos.com

 

Follow

Get every new post on this blog delivered to your Inbox.

Join other followers: