Blog

Soledad

spot_soledad

En ti nazco y en ti muero cada día,
y aún así, nunca te espero. Tu presencia no entendida me hace daño.
Siempre te lo digo.
Apareces cada noche a desvelar mi sueño.
Crees que como ya no tengo la mano cálida, la piel suave, el calor que me envuelva,
necesito de tu compañía.
Pero no te espero y me asustas. No te busco y apareces.
Siempre te lo digo.
Infinita y fiel amiga.
Tu aliento es frio, muy frio.
Me oprime el pecho, me congela el cuerpo.
Sé que no es tu intención, que nunca lo fue pero te temo porque no te veo.
Porque no te comprendo.
No sé mirarte de frente.
Mi arrogancia no puede más que despreciarte.
Y te veo, Soledad,…
eres de belleza exquisita, diamantina, inquebrantable.
Sólo he de saber encajarte. Tu forma completa el hueco de mi puzle dolorido.
Hablemos Soledad,
cuéntame tus miedos, que yo te narraré los míos.
Seamos una, querida y estimable amiga, porque en mi te harás fuerte, serás independiente.
Y podremos amar sin miedo a la muerte.

Airún M.

La soledad nos enseña a vivir, a ser independientes, a valorarnos, a confiar más en nosotros mismos. Es la experiencia más aleccionadora que existe para madurar como persona.

Recién cuando somos capaces de estar solos, aprendemos a conocernos, a apreciar todo nuestro potencial, a querernos y a ser más buenos con nosotros mismos.

No se puede amar a otro si uno se desprecia. El odio a uno mismo es el fundamento de la agresividad hacia el otro, porque siempre estamos proyectando nuestra propia interioridad con nuestras acciones.

Cuando se siente la sensación de estar solos o aislados es cuando hay que volver la atención hacia adentro y buscarse a si mismo; porque el afuera nunca podrá devolver el sentimiento de pertenencia que se ha perdido.

Cuando se recupera la conciencia interna de pertenencia se logra la reconciliación con uno mismo, surge un nuevo sentimiento de compasión y la posibilidad del perdón.

Esa relación personal es la más importante de las relaciones que existen; porque el hombre no puede relacionarse normalmente con otro si no está bien con él mismo.

El amor verdadero no es fusión sino independencia, porque precisamente lo que se ama del otro es su ser total, su capacidad de desarrollo y su poder de trascendencia constante.

Fuentes:

http://psicologia.laguia2000.com/el-amor/el-amor-y-la-soledad

 

Follow

Get every new post on this blog delivered to your Inbox.

Join other followers: